El Quijote- escena 4ª