Nuestro taller

Nuestra historiaMI PADRE TRABAJANDO

Artesanía Mori es una empresa de carácter familiar dedicada fundamentalmente a trabajos artesanales de orfebrería (platería), de esmalte al fuego (cristal cocido), de restauración y similares. Empresa con más de 50 años de antigüedad, su trabajo ha sido reconocido con premios a nivel nacional como número uno en su profesión.

Por eso, para hablar de Artesanía Mori, en primer lugar,  hay que hablar del co-fundador de la empresa, José Moríñigo,  muy apreciado y reconocido orfebre que obtuvo el Primer Premio Nacional al mejor profesional del gremio.

Salmantino de nacimiento, fue uno de los primeros orfebres en Salamanca. Dedicó toda su vida al oficio de la orfebrería, colaborando además con parroquias locales en la restauración de obras.

Sus piezas son únicas, algunas de museo, por eso fue reconocido y galardonado como mejor profesional del gremio.

A medida que pasaban los años fue pasando toda su sabiduría al que un día llevaría su taller; su hijo. A él le transmitió la experiencia adquirida, el buen-hacer, la delicadeza, la seriedad y el amor al detalle. Trabajaron juntos durante un período de tiempo hasta que se jubiló.

Ahora es José Moríñigo hijo el que sigue el legado de su padre y antes que su padre, el de su tío-abuelo.

Un oficio de generaciones

Jose Moriñigo orfebre artesano en el taller

Jose Moriñigo, orfebre artesano, en el taller trabajando en una de sus piezas.

José Moríñigo, tercera generación, es un artesano que se dedica a realizar trabajos de orfebrería fundamentalmente en plata y a la restauración de objetos, la mayoría  de carácter religioso, también realiza trabajos de esmalte al fuego (cristal fundido), y más ocasionalmente la talla en hueso, madera, etc.

Trabaja el esmalte al fuego sobre placas de cobre y sobre figuras en cobre repujadas previamente, técnica de alta complejidad y difícil de encontrar actualmente.

Los motivos y composiciones son ideados por el autor, desde el primer boceto hasta el final, sin utilizar maquinaria en ningún momento. Además realizó cursos de perfeccionamiento de esmalte al fuego que fueron promovidos por la Junta de Castilla y León.

Respecto el esmalte al fuego, aprendió la técnica asistiendo a clases durante un año en unos cursos promovidos por la comunidad de Castilla y León, para después seguir investigando y probando nuevas técnicas que le llevaron a la unión de el esmalte y la orfebrería.

Calidad y mimo por el detalle

A la derecha se puede observar un bargueño de nogal con mesa, está realizado de forma totalmente artesanal, en plata repujada, hueso tallado, herrajes en los costados y en la mesa, obra digna de estar en un museo.

Los motivos y la composición son elaborados e ideados paso a paso, desde el primer dibujo hasta el resultado final, por lo que el trabajo es totalmente artesanal sin la utilización de ningún tipo de maquinaria.

Todos nuestros productos son obras únicas y exclusivas.

Póngase en contacto con nosotros sin ningún compromiso.