Historia

Un oficio tan antiguo como nosotros

Así como nuestro taller tiene los cimientos en la familia y el traspaso de conocimiento es a través padres a hijos, el oficio de orfebrería que conocemos hoy en día nos viene de muy lejos también, nada más y nada menos que de la Prehistoria.

Ya desde esa época en la que empezaron a aparecer los primeros homínimos, se fabricaban utensilios muy variados como vasijas, piezas de adorno, joyas, monedas y estatuas siguiendo el estilo, la ornamentación y el gusto propios de la época y de la nación que los elaboraba.
Las técnicas empleadas en el trabajo del oro fueron muy sencillas al inicio.

El martillado en frío proporcionaba láminas e hilos que podían adoptar formas diferentes. Posteriormente, pero aún en una época temprana, se utilizaron el calentado y la fusión. Los avances técnicos supusieron una diversificación de las formas.